LADURÉE. PARIS.

LADURÉE. PARIS.

La historia de los salones de té parisinos está íntimamente ligada a la historia de la familia Ladurée.

Todo comenzó en 1862, cuando Louis Ernest Ladurée, un molinero del suroeste de Francia, creó una panadería en 16 rue Royale en París.

Los Macarons, esos pequeños pasteles redondos, crujientes por fuera, suave y blando en el centro, son la creación más famosa de Ladurée.

Con sus velas y fragancias para el Hogar, Ladurée ofrece su firma distintiva, tejiendo un hilo de emoción y delicadeza entre cada uno de sus perfumes. Esta colección es un soplo de elegancia y refinamiento, tanto los tarros de cerámica con la galleta grabada para las velas como los frascos de las fragancias son realmente exquisitos, en los colores emblemáticos de la casa como el verde Ladureé, el rosa almendrado, el gris marengo, el lila violeta, el narciso amarillo, el azul pálido, el negro de la noche.